jueves, diciembre 25, 2008

Para ser feliz

Vuelvo a mi blog, parecen siglos desde que escribí por última vez. La explicación es bien fácil: durante todo este tiempo no he tenido acceso a internet, al menos no con asiduidad. En este periodo me han sucecido muchas cosas (a todo el mundo le sucede algo continuamente). Yo me caí y me levanté muchas veces, anduve tres pasos adelante y dos para atrás, siempre tratando de hallar el mejor camino, en esa esperanza sigo. 
Ahora que sí tengo acceso a la red quiero volver a poner mis pensamientos en negro sobre blanco, no porque crea que alguien los vaya a leer (tengo estadísticas que me indican que pocos lo harán), es sólo por conversar con el hombre que siempre va conmigo. Es la mejor terapia para ser feliz y, ser feliz, es lo único que quiero.